Encuentre las recetas de su preferencia de forma rápida

CONSEJITO #15

Cómo evitar intoxicaciones con mariscos
A continuación algunos consejos sobre cómo reconocer el buen estado de estos alimentos marinos, y qué precauciones tomar en el hogar al momento de consumirlos. Pescados Crudos: - Observar el aspecto del pescado, que debe tener una pigmentación bien definida, y que no debe tener mucosidad cutánea. - No adquiera el pescado si presenta los ojos opacos y hundidos, la piel opaca y áspera, o agallas violetas o negruscas, éstas deben tener un color rojo vivo. - Las escamas deben estar fuertemente adheridas a la piel, con un brillo metálico. - La carne, al presionarla con el dedo, debe ser firme y dura. - El olor debe ser natural a algas marinas. Si siente el aroma como desagradable, no lo compre. - Las espinas deben estar fuertemente adheridas a la carne del pescado. Mariscos: - Deben ser adquiridos sólo cuando están vivos. La mejor manera de identificarlos es que al tocarlos, cierran sus valvas. - Al igual que los pescados, el olor no debe ser fuerte ni desagradable. Dónde comprar: - Comprar en lugares establecidos y que cuenten con autorización sanitaria del Ministerio de Salud. Estos lugares deben estar limpios, sin olores o basuras acumuladas. - Se deben comprar siempre los alimentos que estén almacenados en frío. - Los productos deben ser empacados en bolsas plásticas individuales. Esto disminuye el riesgo de que las bacterias de un alimento contaminen a otro. - Al consumir pescados y mariscos, verificar siempre que estén bien cocidos. No olvide que el limón no reemplaza la cocción de los alimentos, ya que sólo produce cambios químicos en las proteínas que los componen, sin eliminar los microorganismos que puedan existir. - Si asiste a un restaurante, pida los alimentos completamente cocidos. Si al servirlos están medio crudos y necesitan más cocimiento, devuélvalos. En el hogar: - El pescado fresco y limpio, refrigerado, tiene una duración aproximada de 2 días. - El pescado cocido, dura entre 2 a 3 días en el refrigerador. No consuma estos productos si ya ha superado este periodo de tiempo. - Al comprar productos enlatados, no olvide debe verificar la fecha de vencimiento. - Los envases de conserva no deben estar dañados y sus sellos deben estar intactos. - Bote cualquier lata que tenga algo de óxido o que esté abollado. - Nunca guarde los restos de conserva en la misma lata, prefiera un recipiente de plástico o vidrio que esté en buen estado y limpio. Al guardarlo, no olvide taparlo y ponerlo en el refrigerador.

Inscríbase E-mails

Nombre:*
E-mail:*
Telefono:
Fecha Cumpleaños:

*Campos obligatorios.
Click aquí para ver ejemplo de E-mail.