Encuentre las recetas de su preferencia de forma rápida

CONSEJITO #13

Marisco congelado. Un lujo a tu alcance.
¿Compraste el marisco congelado? Toma nota de estos consejos para que saques el máximo partido. Marisco ya cocido: Lo esencial es descongelarlo bien y en el frigorífico o nevera, lentamente. Utiliza esos envases con una rejilla, para que el agua que sueltan no termine por estropearlo. Después, una vez descongelado ya puedes servirlo acompañado de la salsa que prefieras. Si te gusta el marisco tibio, la mejor solución es calentarlo al vapor sin descongelar previamente. Al vapor resulta exquisito. Cocido a la plancha: Nuestro consejo es que lo descongeles sumergiéndolo en agua fría hasta que haya perdido la textura y rigidez del congelado. Después calienta la plancha o sartén y, cuando esté bien caliente, cubre el fondo con sal. Dispón el marisco escurrido, cuécelo vuelta y vuelta (el tiempo justo) y, una vez cocinado, sírvelo en el plato y añade un poco de aceite. Recuerda que cada vez que cuezas marisco de nuevo debes cambiar la sal. Para hervirlo: Pon un recipiente con agua al fuego, junto con unas hojas de laurel y unos granos de pimienta negra. Cuando el agua rompa el hervor, añade sal abundante y el marisco. Una vez cocido, retira el marisco, enfríalo con agua y hielo para detener la cocción y, finalmente escurre bien.

Inscríbase E-mails

Nombre:*
E-mail:*
Telefono:
Fecha Cumpleaños:

*Campos obligatorios.
Click aquí para ver ejemplo de E-mail.